jueves, septiembre 08, 2016

Pisando fuerte, y... ¿porque no?... Bonito

Te apetece un café?, ¡¡¡genial!!! ¿quedamos mañana a las 11?...y con este maravilloso gesto, podemos quedar con algo muy preciado en nuestra vida: Las #amigas. Citas tan preciadas como desgraciadamente escasas, que hacen del mundo un lugar mejor, y del lema "Amigas no son aquellas que te hacen reir con mentiras, sino las que te hacen llorar con verdades", una verdad tan grande como suele ser el tiempo que hace que nos conocemos...

En nuestro caso la unión fue casi instantánea y tan resistente como lo es en nuestras vidas el olor a pintura y el color, la pasión por crear y la suerte de poner plasmar mundos imaginarios con sólo soñarlos.

Nosotras no necesitamos palabras, pero las palabras existen para contarnos esas pequeñas cosas, nuestras obras se comunican tan bien como lo hacemos nosotras...así que entre café y café hablamos de las pequeñas cosas ineludibles de la vida pero sabiendo en todo momento que siempre estaremos ahí la una para la otra...pero nada nuevo he descubierto, pues en eso consiste la amistad ¿cierto?

Y para celebrar tan maravilloso día en tan buena compañía, que mejor que ir en unas preciosas sandalias de tela con suela de esparto, pintadas a mano y por supuesto, personalizadas. Una diferente a la otra, porque no es necesario ir a pares por la vida, sino saber donde se dan los pasos y caminar mirando al frente...en este caso...con estilo propio, ¿porque no?.

Porque como he dicho, digo y seguiré haciéndolo: el Arte está en todas partes, sólo tienes que imaginarlo y yo llenaré de color lo que tú quieras...en este caso, unas preciosas sandalias de la mano de #LuciaPolancoArt.

2 comentarios :

zaira kira dijo...

Soy de la opinión que un café con amigas es curativo, recarga pilas y es necesario. Por cierto las sandalias preciosas. Besines.

Lucía Polanco dijo...

Muchísimas Gracias Zaira!! cierto que las amigas en ciertos momentos de la vida, por no decir todos, se hacen imprescindibles. Y ahora más que nunca al echar la vista atrás y descubrir que tienes muchísima suerte en la vida de tener AMIGOS/AS con mayúsculas, gente que daría cualquier cosa por tí y sin que tengas ni que pedirlo. Un besote y mil gracias por tu comentario, levanta mucho el ánimo :)